Panorama Internacional: La apuesta saudí

KUWAIT-ISLAM-POLITICS-CONFERENCE

A días de que se realice la siguiente reunión de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), el próximo 5 de junio, Arabia Saudita se ha pronunciado por mantener inamovible su producción petrolera, es decir, resistirse a recortar ésta, pese a que una sobreoferta en el mercado del crudo hizo descender los precios en más del 50% desde junio de 2014.

Además de que los saudíes ya habían dicho que ellos no harán ningún cambio al respecto a menos de que otros países foráneos a la OPEP como Rusia o Estados Unidos no tomen la misma medida de acción. Incluso, han confiado que países como India y China eleven la demanda del crudo. Teniendo como antecedente que, debido a la desaceleración económica reciente, el gigante asiático disminuyó su consumo energético.

Hasta ahora la producción de los saudíes se mantiene en 10.3 millones de barriles diarios.

Asimismo, reiteraron que pese a la caída en los precios del petróleo, y aún si esta tendencia se mantuviera, no darán lugar a disminuir su producción como país ni como organismo. Y con ello mantiene una postura de batalla contra la producción petrolera no convencional como el shale oil de Estados Unidos.

A ello se añade que Irak, el segundo productor más prolífico de la OPEP, anunció esta semana que incrementará sus exportaciones petroleras en un 26% para así alcanzar a una cifra récord de 3.75 millones de barriles para el próximo mes de junio; esto se suma a la estrategia de socavar la producción de EEUU.

Leave a Reply


cuatro + = 5