Panorama Internacional: semana del 13 al 17 de abril de 2015

Obama Vs. El Congreso

La reunión entre Raúl Castro y Barack Obama durante la Cumbre de las Américas marcó un momento histórico en la relación La Habana-Washington, y que se extendió cuando Obama anunció sus intenciones de quitar a Cuba de la lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo. A pesar de eso, todavía no queda claro si dicho movimiento se concrete ya que existe una alta probabilidad de que el Congreso la vete a través de una medida bicameral para bloquearla. Ya ha habido varios legisladores republicanos que  denunciaron la iniciativa, incluyendo los congresistas Ileana Ros-Lehtinen por Florida y Scott Garrett, por Nueva Jersey, así como Marco Rubio, quien es además precandidato del Partido del GOP a la presidencia para 2016.

No es la primera vez que hay fricción entre el Congreso y Obama, tampoco es la primera ocasión en las últimas semanas  en que el mandatario estadounidense tiene una confrontación con el Legislativo por temas de política exterior.  Las negociaciones P5+1 y los acuerdos con Irán ha representado un punto de contención entre el poder Ejecutivo y Legislativo, algo que se pudo observar esta semana cuando la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado aprobó de forma unánime medidas que le darían al Congreso la capacidad de revisar y potencialmente rechazar los acuerdos con el país persa.

De igual forma, se ha podido observar choque en el tema medioambiental. Barack Obama ha buscado formas de evitar un posible bloqueo por parte de las Cámaras a su estrategia nacional contra el contra el cambio climático, incluyendo llevar la iniciativa a la agenta internacional.

Grexit contra Brexit

El rescate griego parece encontrarse en una incertidumbre. Esta semana, el Fondo Monetario Internacional anunció que rechazaría la extensión del plazo de pago para la deuda de Grecia, lo cual disparó el temor de que Grecia se encuentre en una situación de impago para el primero de mayo. Expertos señalaron que esta situación podría generar un colapso de la banca griega, lo cual sería resultado del retiro de la asistencia de liquidez por parte del Banco Central Europeo. Dicho apoyo es lo único que mantiene a la banca griega a flote por el momento, por lo que un retiro de la misma podría precipitar la salida de Grecia del euro.

Entonces ¿Es la Grexit inminente? Por el momento no necesariamente. En efecto, las negociaciones entre Atenas y sus acreedores continúan con la necesidad de llegar a un acuerdo en la próxima semana.  Sin embargo, el gobierno griego se encuentra ante una situación difícil ya que se le están acabando los fondos y deberá tomar una decisión sobre cómo utilizar las reservas que quedan. Tiene la opción de usar estos fondos para pagar los sueldos de sus funcionarios públicos o utilizarlos para pagar sus deudas con el FMI. Para sobrevivir dentro de la Eurozona, Tsipras necesitará convencer al Eurogrupo de abrir el acceso a más fondos.

Y mientras Grecia lucha por su permanencia dentro de la Unión Europea, en el Reino Unido ha surgido una corriente que busca salirse de ella. Recientemente, el pensamiento euroescéptico (movimiento que rechaza a la  UE) ha experimentado una alza entre la opinión pública británica, con encuestas que demuestran que aproximadamente el 63% de la población se define como euroescéptica, lo cual indica que la eurozona está viviendo los niveles de popularidad más bajos en veinte años. El tema ha definido el clima electoral en el 2015, algo que quedó claro con el ascenso del United Kingdom Independence Party (UKIP), partido cuya plataforma incluye la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Inclusive el Partido Conservador, liderado por el actual primer ministro David Cameron, sugirió la posibilidad de un referéndum al respecto en sus propuestas de campaña.

Resurgen conflictos en Colombia

Tras la muerte de diez soldados colombianos a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el poblado de La Esperanza, el gobierno de Colombia anunció que se reanudaría la campaña de bombardeos contra campamentos del grupo paramilitar, finalizando una tregua unilateral que había estado en pie desde diciembre pasado, y reactivando un conflicto que ha afectado a Colombia por más de 50 años. Por ende, existen serias preocupaciones de que el proceso de negociaciones paz entre el Estado colombiano y las FARC, liderado por el presidente Juan Manuel Santos, pueda llegar a colapsarse. No obstante, existen expertos que descartan esta posibilidad, señalando que no había cese al fuego cuando se iniciaron las negociaciones en el 2012.

Por su parte, las FARC insistieron en que el ataque no se dio por un deseo de romper el acuerdo, sino que estaban actuando de manera defensiva como “resultado del asedio militar del Ejército”. También emitieron un llamado al gobierno para que éste mantenga la “cabeza fría” ante tal situación. El equipo negociador de las Fuerzas Revolucionarias pidieron la implementación de mecanismos de verificación en la zona donde ocurrió el ataque para realizar una investigación.

Por otro lado, el ministro de interior colombiano Juan Fernando Cristo advirtió que el ataque no puede servir como medio de presión para instar a una tregua bilateral y que es importante persistir en encontrar una salida al conflicto. Sin embargo, la oposición política, fuertemente en contra a las negociaciones de paz, ha criticado la decisión gubernamental de continuar negociando, argumentando que dicho camino causará más daño para Colombia.

 

Leave a Reply


− 2 = siete