Panorama Internacional: semana del 23 al 27 de marzo de 2015

La tragedia de Germanwings

Andreas Lubitz, en una foto de septiembre de 2013, en Hamburgo. GETTY

El martes 24 de marzo los medios de comunicación informaron acerca de un grave accidente aéreo en los Alpes Franceses.  El avión, proveniente de Barcelona y con destino  a Düsseldorf, pertenecía a la aerolínea Germanwings, filial de bajo costo de la alemana Lufthansa.

Ese mismo martes, las autoridades galas corroboraron el fallecimiento de todos los pasajeros.  Entre las víctimas, 45 tenían nacionalidad española y 67 eran de origen alemán, entre ellos 16 estudiantes de intercambio. Un día después del percance, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México confirmó la identidad de las dos ciudadanas mexicanas que viajaban en el vuelo GWI9525.  Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se reunieron en el lugar de la catástrofe para brindar su apoyo y mostrar solidaridad con los familiares de las víctimas.

Una de las cajas negras fue recuperada el día del siniestro, sin embargo, los demás restos del avión se encontraban en una zona de difícil  acceso y diseminados por la montaña, lo que dificultó su identificación. De acuerdo con el análisis de las grabaciones, las autoridades alemanas y francesas descartaron un posible atentado terrorista. No obstante, el  presidente del Sindicato de Pilotos de Línea, Eric de Rivey, señaló que el hecho de que el avión se precipitara sin emitir ninguna señal de alarma, resultaba sumamente “extraño”, incluso “inquietante.”

Una vez analizada la grabación de la cabina, Brice Robin, el fiscal de la República en Marsella, anunció en un comunicado de prensa que el accidente había sido deliberado. De acuerdo con la grabación,  el copiloto de la aeronave, Andreas Lubitz, de 27 años, había accionado el botón para hacer descender el avión aprovechando que el comandante había salido al baño. Cuando el piloto intentó entrar de nuevo a la cabina, Lubitz se encerró dentro de ella y bloqueó su acceso hasta que estrelló la aeronave. Los pasajeros sólo se dieron cuesta de lo que ocurría durante los minutos previos al accidente.

Tras conocerse las revelaciones de la fiscalía francesa,  la casa de Lubitz en Düsseldorf  fue acordonada por la policía alemana.  Este viernes, la autoridades alemanas informaron que, de acuerdo a la evidencia hallada en el hogar del fallecido copiloto, éste habría “ocultado” a su compañía aérea y a sus compañeros que estaba en tratamiento médico y que eso le impedía trabajar el día del accidente. No se ha especificado hasta el momento qué enfermedad padecía. El Hospital Universitario de Düsseldorf, donde Lubitz había acudido recientemente, rechazó que el tratamiento fuese por una supuesta depresión.

Arabia Saudita lidera coalición contra rebeldes en Yemen

Esta semana se intensificaron los conflictos en Yemen. Durante el domingo, los rebeldes Huthi, junto con fuerzas simpatizantes del expresidente Ali Abdalá Saleh, tomaron la ciudad de Taiz, la tercera más importante del país.  Esto generó alarma en la comunidad internacional. En la madrugada del lunes 23 de marzo, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas emitió un comunicado urgiendo a las fuerzas rebeldes a retirarse de instalaciones gubernamentales. Jamal Benomar, enviado especial de la ONU, expresó su preocupación por la desestabilización en el país de la Península Arábiga y la posibilidad de que los conflictos desencadenen una guerra civil.

El pasado miércoles por la noche, autoridades saudíes anunciaron la formación de una coalición de fuerzas de 10 Estados para lanzar ataques aéreos contra las fuerzas rebeldes con apoyo del gobierno yemení. Dicha decisión llegó como resultado de la toma de la base aérea Al Anad por los rebeldes Huthi ese mismo día, así como el avance de los insurgentes hacia la ciudad de Adén, donde el Presidente de Yemen, Abdu Rabbu Mansour Hadi, se encuentra refugiado. Ante dicho anuncio, los rebeldes Huthi calificaron la decisión saudí como una declaración de guerra e hicieron un llamado a la población a que se unan a la lucha “contra el invasor”. Por otra parte, el gobierno iraní, al cual Riad acusa de apoyar a los rebeldes, llamó a un cese inmediato de operativos extranjeros en Yemen.

El jueves, el presidente egipcio Abdel Fattah al Sisi anunció que Egipto se uniría a la coalición por medio de operativos aéreos y navales. También anunció que Egipto estaría dispuesto a enviar tropas al territorio yemení en caso de que fuera necesario. Un día después, Turquía también anunció su deseo de ser parte de la coalición contra los rebeldes, ofreciendo apoyo logístico y político, indicando un mayor acercamiento entre Ankara y los países del Golfo, así como un mayor distanciamiento con Teherán.

Ataque aéreo cerca del aeropuerto de la capital. Reuters

Leave a Reply


nueve − 6 =