Panorama Internacional: semana del 9 al 13 de marzo

Estados Unidos y Venezuela

El pasado lunes 8 de marzo, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció sanciones en contra del gobierno de Venezuela. Dichas sanciones afectan directamente a altos funcionarios de Caracas y son la respuesta (de acuerdo con el mandatario estadounidense) ante  la  “amenaza inusual y extraordinaria” que el gobierno de Maduro representa para los Estados Unidos.

Washington anunció, que la situación actual que se vive en el país sudamericano  es un peligro para la estabilidad política y democrática de la región y que las continuas violaciones a los derechos humanos van en contra de la política estadounidense.  De igual manera, Obama rectificó el compromiso de su país en contra de la corrupción que aqueja a Venezuela e instó  al gobierno de Maduro a liberar  los presos políticos y líderes de la oposición.

Por su parte, el mandatario venezolano aprovechó la nueva postura estadounidense para reafirmar su lucha en contra del “imperialismo” y  de esta manera, solicitar a la Asamblea Nacional poderes especiales para luchar en contra del gobierno de Obama. A su llamado de lucha se le unieron las voces de  aliados regionales como Fidel Castro en Cuba, Evo Morales en Bolivia y Rafael Correa en Ecuador. Todos ellos reprocharon las medidas del presidente Obama e hicieron un llamado por la unidad regional.

Por otro lado,  los líderes de la UNASAUR sostuvieron una reunión de emergencia para tratar el tema de Venezuela, en la cual se concluyó que  la actitud estadounidense constituye “una amenaza injerencista a la soberanía y al principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados”.

Irak aumenta ofensiva contra Estado Islámico

Este martes, las fuerzas progubernamentales iraquíes alcanzaron las afueras de la ciudad de Tikrit, la cual se encuentra bajo control del Estado Islámico (EI). Ese mismo día, el Ministerio de Defensa de Irak anunció el lanzamiento de una nueva ofensiva con el propósito de recuperar la ciudad tras haber recapturado la aldea cercana de Al Alam.

Para el jueves, se había logrado retomar el control sobre grandes áreas de la ciudad y desplazar a gran parte de las fuerzas del EI, quienes todavía controlan parte del centro de la ciudad. La ofensiva fue lograda en conjunto con milicias chiíes, y sin la asistencia de fuerzas estadounidenses. Por su parte, oficiales del gobierno iraquí anunciaron que esperan poder tomar el centro de Tikrit en un periodo de entre tres y cuatro días, lo cual permitiría abrir un corredor para facilitar el avance de fuerzas progubernamentales hacia la ciudad de Mosul, la mayor ciudad bajo el control del EI.

Sin embargo, existen preocupaciones por parte de oficiales del Pentágono sobre la capacidad de las fuerzas progubernamentales para poder mantener un control prolongado sobre la ciudad en caso de ser exitosos. Tampoco hay indicaciones de que la pérdida haya tenido gran impacto sobre las operaciones del EI, quienes se mantienen fuertes a pesar de divisiones internas.

 

Sospechosos son detenidos en caso Nemtsov

El domingo 8 de marzo fueron aprehendidos cinco individuos en Moscú por su supuesto involucramiento en el asesinato del político de oposición Boris Nemtsov. Entre ellos se encontraron Zaur Dadaev y Anzor Gubashev, ambos previamente identificados por las autoridades como principales sospechosos en el caso. Los dos sospechosos clave eran chechenos provenientes del Cáucaso Norte, una región notable por su alta incidencia de conflictos e insurgencias. Dadaev, un exmiembro de las fuerzas especiales chechenas, confesó al crimen al aparecer ante una corte ese mismo día.

 Sin embargo, han surgido dudas con respecto al arresto. El miércoles, un miembro del consejo asesor de derechos humanos del Kremlin expresó preocupación tras encontrar posibles indicios de tortura en su visita a la Prisión Lefortovo, donde los sospechosos se encuentran detenidos.  Por su parte, Dadaev ahora niega su culpabilidad, insistiendo que la policía le garantizó la libertad a un amigo suyo si confesaba, algo que ha incrementado el escepticismo de la sociedad civil respecto al caso.

Leave a Reply


× 5 = veinte