Panorama internacional: 9 a 13 de febrero de 2015

Se llega a un acuerdo en Minsk

Esta semana continuó el proceso de negociación internacional con respecto al conflicto en Ucrania, promovido por la Canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande. El lunes 9 de febrero, Merkel viajó a Washington para participar en una conferencia de prensa conjunta con el presidente estadounidense Barack Obama. En ésta,  Obama anunció que apoyaría los esfuerzos europeos para negociar un cese de fuego entre Rusia y Ucrania.

Minsk

El miércoles 11, Merkel y Hollande se reunieron en la ciudad de Minsk, Bielorrusia,  con el presidente ruso Vladimir Putin y el presidente ucraniano Petro Proshenko. Tras un día de negociaciones intensivas, se logró alcanzar un acuerdo de paz entre ambos lados, el cual se anunció a mediodía el jueves. El acuerdo estipula un cese de fuego, así como el restablecimiento del control total de la frontera con Rusia por parte del gobierno ucraniano para finales del 2015.

Se anunció que la implementación de la tregua comenzará el domingo. Sin embargo, existe cierto grado de incertidumbre sobre si su implementación será exitosa. En lugar de restaurar la calma, el anuncio del cese de fuego parece haber tenido el efecto opuesto. La violencia en el este de Ucrania escaló el viernes por la mañana cuando un grupo de fuerzas separatistas atacaron un centro ferroviario en Debaltseve, dejando al menos 18 muertos.

Obama busca incrementar ofensiva contra Estado Islámico

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció el martes que ha decidido buscar una autorización formal del Congreso para entrar en una guerra expansiva contra el Estado Islámico (EI). Dicho aviso llegó más de cinco meses después del inicio de operaciones militares estadounidenses contra el EI.

La propuesta, que fue entregada al Congreso estadounidense el miércoles, estipula un incremento en la ofensiva aérea, el entrenamiento de fuerzas opositoras locales y la ayuda humanitaria. Sin embargo, Obama clarificó que no hay intención de posicionar tropas estadounidenses dentro del territorio iraquí o sirio haciendo alusión al alto costo que tendría regresar a Irak para las fuerzas estadounidenses. La propuesta además limita la ofensiva militar contra el EI a un máximo de tres años.

Por otro lado, la recepción por parte del Congreso con respecto a la propuesta no ha sido positiva. Dicha propuesta ha sido fuertemente criticada por ambos lados del espectro político. Por un lado, se le ha criticado por ser excesiva y costosa. Por otro, se le ha caracterizado de ser demasiado ineficiente y ambigua. Legisladores del Partido Republicano en el Senado como Marco Rubio han anunciado que tienen como intención votar en contra de la propuesta de Obama. Por el lado del Partido Demócrata,  sus líderes en ambas cámaras, Harry Reid y Nancy Pelosi, han mostrado cierto grado de ambivalencia ante la propuesta aunque no se han expresado completamente en contra.

Escándalos corporativos: Petrobras y HSBC

La paraestatal brasileña Petrobras ha enfrentado en las últimas semanas un escándalo masivo de corrupción estatal, el cual llevó a la renuncia de cinco de sus directivos la semana pasada. En el transcurso de los últimos días, los problemas de Petrobras aumentaron. El anuncio de que Aldemir Bendine sería el nuevo director , causó que las acciones de la empresa sufrieran una caída de hasta 9% en la bolsa de valores durante el fin de semana.

A dicho escándalo se le suma la explosión ocurrida el miércoles 11 en uno de los buques de dicha empresa, la cual dejó al menos tres muertos. Un día antes del accidente, el gobierno brasileño había anunciado que más de 2000 empleados se encuentran bajo investigación. Esto se suma a las más de 232 empresas, (así como el propio gobierno de Dilma Roussef,) que están siendo investigadas por vínculos con el escándalo. Durante esta semana, Petrobras ha perdido más de 1.1 mil millones de dólares ante la suspensión de contratos con la empresa Seadrill.

En un caso similar, el banco HSBC se ha encontrado ante nuevas revelaciones que indican que la empresa permitió la evasión de impuestos por parte de decenas de clientes influyentes a nivel mundial. En el Reino Unido, las revelaciones han causado un escándalo político. El líder de la oposición, Edward Millaband ha acusado al primer ministro David Cameron de haber recibido  donaciones de campaña por parte de individuos que han sido implicados en la utilización de servicios de HSBC para la evasión de impuestos. Entre los implicados por las revelaciones también se encuentra el gobierno de Venezuela, el cual mantuvo depósitos con un valor de 12 mil millones de dólares entre el 2005 y el 2007, entre otros.

 

Leave a Reply


+ 1 = nueve