La importancia de la diplomacia multilateral y el protocolo en las Relaciones Internacionales.

Raúl Gutiérrez Patiño

Las implicaciones que actualmente tienen el protocolo y la diplomacia para el buen ejercicio de las relaciones internacionales, constituyen una de las herramientas más efectivas que poseen los Estados tanto para posicionarse dentro del concierto internacional, como para el mejoramiento de la vida de sus sociedades a través de su política exterior a efecto de garantizar con ello el desarrollo y eficiencia del Estado de Derecho en el concierto internacional.

De acuerdo con Omaira Martínez en su texto: “La importancia de la Diplomacia y el Protocolo en las Relaciones Internacionales. En: http://colegiatura.edu.co/index.php?option=com_content&view=article&id=535&Itemid=246”, el intentar analizar y proponer soluciones a los desacuerdos entre personas para superarlos resulta un asunto complejo debido a las diferencias ideológicas y culturales; por lo tanto, el ámbito de las relaciones internacionales resulta complicado por las diversas acepciones y usos  dependiendo de los contextos de los actores del concierto internacional, así como de los intereses que generan coyunturas y posibles negociaciones en el nuevo orden mundial. Es precisamente el llamado “nuevo orden mundial”, el que ha generado que cada vez sea más frecuente y necesario el uso cotidiano del concepto Diplomacia.

marcaespaña

Las normas del derecho diplomático y consular, garantizan el correcto desarrollo de las relaciones internacionales entre los Estados, ya que velan por el establecimiento del principio de la legalidad respecto a la debida representatividad dentro de la sociedad internacional, plasmadas en las Convenciones de Viena de 1961 y 1963 respectivamente. Asimismo, establecen los principios y normas esenciales para el mantenimiento del atómico necesario dentro del concierto internacional.

En el nuevo orden internacional, converge un cada vez mayor número de actores que directa o indirectamente afectan el desarrollo de un país debido a la interdependencia existente como consecuencia del fenómeno de la globalización, lo que necesariamente fomenta la práctica de la diplomacia multilateral, atendiendo las necesidades de un mundo multipolar con retos cada vez mayores, los cuales, ponen de manifiesto la necesidad de fomentar mecanismos de integración y cooperación entre los Estados y regiones a efecto de salvaguardar el orden y la paz mundial, al amparo de la gobernanza global.

Thinkprogress

Asimismo, el ejercicio de la diplomacia multilateral, obedece de manera más exacta al desarrollo del ejercicio democrático que debe imperar en el sano ejercicio de las relaciones internacionales, ya que pareciera ser que el multilateralismo tiende hacia la lógica de un parlamento planetario y se encamina hacia una síntesis normativa que consolide las “autoridades globales” a efecto de resolver problemáticas comunes; es decir, y de acuerdo con Phillipe Moreau, en su texto “El multilateralismo y el fin de la Historia”, en: http://www.diplomatie.gouv.fr/es/IMG/pdf/0104-Moreau-espAVB-2.pdf el multilateralismo es la aplicación de los principios democráticos a las relaciones internacionales, ya que es y debe ser incluyente. Sólo puede funcionar bien si no deja a nadie (en este caso, a ningún Estado) afuera. El objetivo del multilateralismo es integrar a todos los Estados en una misma comunidad de reglas; sin embargo, aquellos que se quedan fuera hacen dudar sobre la legitimidad del mismo.

Lo anterior, pone de manifiesto la necesidad e importancia del uso correcto y eficiente del Protocolo en las relaciones internacionales, el cual, encuentra una relevancia significativa no solo dentro del ámbito diplomático, sino también en el comercial y económico, ya que a través del ejercicio basado en el mutuo entendimiento, el respeto y la cordialidad, bajo el compromiso de la buena fe, se pueden llevar a cabo negociaciones exitosas que permitirán ampliar vínculos de cooperación e inversión, lo que trae consigo beneficios directos para la ciudadanía; así como también, la estabilidad en el concierto internacional.

A  través del correcto desenvolvimiento protocolario, se encuentra plasmada la imagen que los países tratan de mostrar al exterior a efecto de posicionar su presencia en el escenario internacional por medio del respeto y la buena voluntad; es decir, a través de su aplicación se demuestra el apego a los principios del derecho internacional por parte de los Estados encaminados a la búsqueda de la paz y seguridad internacionales, así como a la solución pacífica de controversias de prácticamente toda índole.

Por lo tanto, la importancia del manejo protocolario, adquiere una importancia cuasi-jurídica determinada por los usos y buenas costumbres, necesarios para la sana convivencia dentro del escenario internacional, ya que manifiesta la reciprocidad que se pretende adquirir al momento de llevar a cabo acuerdos internacionales.

Leave a Reply


nueve − 4 =