Panorama internacional: semana del 7 al 11 de julio

Elecciones en Afganistán

Durante los últimos días, Afganistán realizó el proceso electoral para elegir a su próximo presidente. De acuerdo con las cifras del conteo oficial, Ashraf Ghani Ahmadzai es el candidato que lleva la ventaja para ocupar el cargo. Ghani es conocido por su desempeño como funcionario del Banco Mundial y cuenta con el 56% de los sufragios según las encuestas de salida, sobre el 44% de su principal opositor, Abdullah Abdullah. La oposición se niega a reconocer el triunfo de Ghani, acusando a los miembros del partido de Ghani de rellenar las urnas con votos en favor de su candidato. Los observadores internacionales que fueron enviados para la supervisión del proceso se han manifestado a favor de realizar una investigación exhaustiva sobre las supuestas acusaciones de fraude.

La crisis electoral en Afganistán ha creado división al interior del gobierno, lo que ha puesto en riesgo a la economía nacional de perder toda la ayuda económica que recibe de algunos de los donatarios occidentales. El Secretario de Estado John Kerry visitó la capital afgana en un intento de mitigar las tensiones generadas por el proceso electoral, pero ambos candidatos se negaron a solucionar sus diferencias políticas. El Presidente de los Estados Unidos y el Secretario General de las Naciones Unidas también se manifestaron en favor de una solución al conflicto e invitaron a los candidatos a sostener un diálogo para solucionar la crisis y fortalecer la democracia en el país.

Los niños migrantes

La migración de menores de edad no acompañados ha tomado relevancia en la agenda internacional. El número de menores de edad que buscan cruzar la frontera para llegar a Estados Unidos va en aumento, situación que logró demostrar las fallas y deficiencias del sistema migratorio y de la administración de Barack Obama, así como los motivos que impulsan a los niños a abandonar sus respectivos países de origen. La pobreza, la esperanza de la reunificación familiar, pero sobre todo la violencia, son factores que han impulsado la decisión de los menores y de sus familias de intentar ingresar sin los documentos necesarios a territorio estadounidense. En el caso del Salvador, la violencia generada por los enfrentamientos entre las maras han obligado a comunidades enteras a desplazarse en un intento por preservar su vida.

Las autoridades estadounidenses afirmaron que la mayoría de estos menores serán deportados al tiempo que el Presidente Obama solicitó al Congreso la autorización de fondos de emergencia para atender la situación, que sobrepasó la capacidad de los diferentes centros de detención que no se dan abasto. Este incremento del flujo migratorio se desarrollo a la par de los intentos de Obama por lograr una reforma integral de la política migratoria de su país. El gobierno estadounidense ha iniciado a difundir campañas para disuadir a los menores migrantes de ingresar de manera indocumentada a su país, pero algunos activistas defensores de los derechos de los migrantes han defendido esta nueva oleada calificándola como un movimiento de refugiados.

Reunión bilateral China – Estados Unidos

Diplomáticos chinos y estadounidenses sostuvieron la reunión anual del Diálogo Estratégico y Económico entre ambos países. Entre los distintos temas que se discutieron, resaltaron aquellos ligados al comercio bilateral y a la seguridad regional. En el marco de esta reunión, el Secretario de Estado John Kerry aseguró a sus contrapartes chinos que su gobierno no tiene una estrategia para contener la influencia de China en la región, y que los Estados Unidos están dispuestos a tener un mayor acercamiento con el gobierno chino. Ambas delegaciones afirmaron en un comunicado conjunto que los dos países están comprometidos ha resolver sus diferencias de manera constructiva a través del diálogo y respeto mutuo.

Leave a Reply


3 × = quince