Panorama internacional: semana del 24 al 28 de febrero

Crisis en Crimea

Crimea ha sido fuente de tensión entre Ucrania y Rusia por décadas. El territorio fue transferido a Ucrania por la Federación Rusa cuando ambos eran componentes de la Unión Soviética en 1954, y Ucrania lo conservó después del desmembramiento de la Unión Soviética en 1991. Sin embargo, Rusia aún mantiene importantes bases militares allí, incluyendo a la Flota del Mar Negro. La península de Crimea cuenta con unos dos millones de habitantes, de los cuáles casi un 60% son rusos, un 25% ucranianos y un 12% tártaros. Es la única región ucrania con mayoría étnica rusa, y el último gran bastión opositor a la coalición que ha tomado el poder tras el derrocamiento del presidente Yanukóvich el sábado pasado. Esto hace más lógico su deseo de mantener una mayor autonomía o quizá hasta una posible independencia.

Un grupo armado ha tomado en la madrugada de este jueves las sedes de Parlamento y el Gobierno de la república autónoma ucraniana de Crimea, en el sur del país. Los asaltantes, unas 60 personas según un testigos, izaron la bandera rusa y un cartel en el que se lee “Crimea es Rusia”. La toma del Parlamento, así como la del Gobierno se produjo después de los disturbios que estallaron el 26 de febrero en la capital, Simferópol, entre manifestantes de ambas comunidades.

El Gobierno interino de Ucrania, desde Kiev, ha puesto en alerta a las fuerzas de seguridad y la policía ha acordonado los edificios. El asalto, en la única región del país con mayoría étnica rusa, se produce un día después de que el presidente de la vecina Rusia, Vladímir Putin, elevara la tensión al ordenar maniobras militares en las zonas fronterizas. El Parlamento de Crimea aprobó la celebración de un referéndum el próximo 25 de mayo para ampliar la autonomía de esta república ucraniana con mayoría de población de origen ruso.

EE.UU. prevé reducir el Ejército

Tras dos costosas y largas guerras, Estados Unidos no parece contemplar intervenir en conflictos de similares características en el futuro. El plan que acompaña al presupuesto de Defensa presentado este lunes en el Pentágono por su máximo responsable, Chuck Hagel, apuesta por la modernización del Ejército para lanzar rápidas intervenciones quirúrgicas cuando sea necesario, enfrentar las amenazas cibernéticas provenientes de China y estar preparado para los desafíos que suponen los nuevos grupos islamistas afiliados a Al Qaeda en África.

 

El presupuesto del Departamento de Defensa para los próximos cinco años planea reestructurar el Ejército reduciéndolo al tamaño que tenía en 1940, antes de la Segunda Guerra Mundial. Hagel informó que, aun teniendo un presupuesto militar más bajo, el Departamento de Defensa tendría recursos suficientes, y que el pentágono ya había identificado las oportunidades para hacer cambios y reformas. El gasto militar de Estados Unidos representa el 40% del gasto militar en todo el mundo.

Visita de Angela Merkell en el Reino Unido.

Durante su visita, la canciller alemana se dirigió a ambas Cámaras del Parlamento británico con un discurso con un fuerte mensaje europeísta. En sus palabras resaltó el papel del Reino Unido en el entramado institucional de la Unión Europea, así como del liderazgo que esta nación debe tener dentro de la misma. Esta fue la primera vez que un canciller alemán se dirige ante las dos Cámaras desde que hablara Willy Brandt en 1970.

La visita es importante para el Primer Ministro David Cameron, porque su intención de llevar a referéndum la permanencia del Reino Unido en la UE, así como las reformas que busca impulsar en el interior en torno al tema migratorio, dependen en gran medida de lo que Merkel esté dispuesta a negociar.

Leave a Reply


cinco − = 2