LA CUMBRE DE “TRES AMIGOS”

Coronel Eric Rojo-Stevens US Army (Ret)GTEUA, COMEXI.

Los resultados de la cumbre de “Tres Amigos”, o la falta de los mismos, me recuerdan la obra de William Shakespeare “Much Ado About Nothing” o en español conocida como “Mucho Ruido y Pocas Nueces”.

Los voceros oficiales nos dan la noticia que hubo grandes logros en la mini cumbre del 19 de Febrero, sin embargo, atrás de la cortina de humo no hay algo tangible. El Excélsior de hoy nos dice que hay “compromisos” a resultado del encuentro bilateral:

1.- Mayor coordinación contra el narcotráfico, trasiego de armas, trata y lavado.

2.- Aplicar un plan de trabajo para la competitividad de la región

3.- Promoción conjunta del comercio y la inversión

4.-Homologar criterios técnicos en materia de transporte

5.- Aumentar el intercambio académico y la movilidad estudiantil

6.- Garantizar la conservación de la mariposa monarca

En mis años como estratega y negociador en el ejercito, política y mundo empresarial el precepto mas importante siempre ha sido: el saber de antemano el resultado de cualquier reunión formal. Los acuerdos de negocian por medios informales y la cumbre es principalmente para afinar detalles y anunciar acuerdos trascendentales. Cuando se viene con una agenda sin tener claras las opciones a negociar y los resultados a obtener, la reunión normalmente es superficial, nominal o un fracaso. Resultados adjudicables a la presente “cumbre”.

Dado que estas cumbres se supone son rutinarias, que se deben de hacer todos los años –sin cumplirse por motivos políticos de uno u otro de los “amigos”, es inconcebible que a estas alturas lo único que se logra es una serie de compromisos como si esta fuese una primera reunión exploratoria para ver el potencial y compromisos de la cumbre.

La incertidumbre creada por la presente cumbre se debe a que no había una agenda preestablecida –que se supone durante los meses entre cumbres los encargados de cada tema, debían de trabajar detalles que se afirmaran por los líderes apuntalando los objetivos de integración, cooperación, productividad y seguridad de Norte América.

El triunvirato de amigos anterior puso sobre la mesa el concepto del ASPAN, el que, en la opinión de este autor, es la mejor propuesta hecha desde el TLCAN, que desafortunadamente se dejó a la deriva. Los “amigos” de hoy no tienen un concepto congruente que articule los objetivos de una América del Norte integrada como el coloso emprendedor y comercial que debe ser. El decir que el TPP es la continuación del TLCAN, aunque tema importante, es una excusa igual a que Canadá diga que sigue el programa de visas por razones de seguridad o que Estados Unidos pretenda que la cooperación de seguridad con México hoy va viento en popa. Las propuestas de viajeros confiables serán realidad cuando viajeros de México a Estados Unidos puedan llegar y hacer sus conexiones de vuelo sin tener que pasar por las vejaciones del TSA después de haber cumplido con los mismos escrutinios en los aeropuertos de México. Esto demuestra la falta total de confianza por parte de las autoridades de Estados Unidos.

Un plan de trabajo sobre la competitividad de la región es un absurdo cuando no se puede llegar a un acuerdo de trabajadores temporales en la cantidad que demanda la economía de Estados Unidos y los beneficios que la migración circular le da a México. Este detalle repunta por la hipocresía de Obama, cuando declara que apoya una reforma migratoria cuando él es el más cruel de todos los presidentes desde Lyndon Johnson en la agresiva expulsión de mexicanos, separando familias sin compasión. Además, literalmente arrojan mexicanos y no mexicanos en las fronteras de México sin importar que no tengan recursos ni identificación.

La coordinación contra el tráfico de drogas se inicia con un esfuerzo para reducir la demanda en Estados Unidos, lo que no se demuestra con la actitud benigna del gobierno federal a la legalización del consumo de estupefacientes en Colorado y Washington. Y mas importante aun, con tanto alarde de protección fronteriza, cómo se justifica que con todos los recursos de Estados Unidos no hayamos podido parar en serio el dinero que alimenta el crimen internacional y el narcotráfico. El confiscar el dinero es mucho mas efectivo en eliminar el crimen que la captura de drogas.

En fin, si de todos los “compromisos” se puede lograr la conservación de la Mariposa Monarca –el único ciudadano realmente tri-nacional que pertenece igualmente en y a los tres integrantes de Norte América, que no conoce fronteras, ni aduanas, ni migra, ni SAT- probablemente podremos decir que la cumbre no fue una perdida de tiempo y que esperemos que cuando se haga una próxima los lideres hagan sus tareas de aquí a entonces. Así, cuando se reúnan, aunque sea por dos horas tengan algo concreto que presentarnos. Porque si seguimos así, aunque por naturaleza soy un optimista, cierro con un refrán que tenemos en Estados Unidos: “con amigos como estos, quien necesita enemigos”.

Los puntos de vista de los Asociados y Directivos del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI) representan únicamente su opinión personal. El COMEXI mantiene una posición neutral e independiente de cualquier opinión o juicio individual. 

Leave a Reply


3 × siete =