Panorama Internacional: la semana del 1 al 7 de junio

Esta semana destacaron dos importantes noticias. Por un lado, el descubrimiento en Estados Unidos de una orden judicial que permite a la Agencia de Seguridad Nacional acceder a información telefónica de los usuarios de la compañía Verizon y del programa PRISM de la misma agencia. Por otro lado, en Turquía continúan las protestas y han provocado fuertes respuestas por parte del gobierno y de la opinión internacional.

Violación de Privacidad en Telecomunicaciones en Estados Unidos

El pasado miércoles, el periódico británico The Guardian reveló que la Agencia de Seguridad Nacional ha obtenido los registros telefónicos de miles de usuarios de la compañía telefónica Verizon.  Esto tras haber descubierto la orden firmada el 25 de abril por el juez Roger Vinson de la Corte de Vigilancia de Inteligencia que expira el 19 de julio de este año y que obliga a dicha compañía a entregar diariamente lametadata de  llamadas hechas por sus usuarios en Estados Unidos y de Estados Unidos hacia otros países.

La justificación de esta invasión de privacidad se encuentra en el Acta Patriótica de 2001, en la sección 215. Ésta permite a la Agencia de Seguridad Nacional obtener acceso a información sobre las llamadas, pero no a su contenido. Esto incluye números de teléfono de quienes llaman y reciben las llamadas, la duración de la llamada y el número único de identificación del teléfono utilizado. No obstante, es posible que esto pueda dar suficiente información sobre la identidad del usuario, en especial si se complementa con registros públicos y redes sociales. A pesar de esto, para que un usuario en particular pueda ser investigado a profundidad, los oficiales de contraterrorismo deben obtener permiso de una corte secreta de Seguridad Nacional. Además, se cree que el verdadero objetivo de la recopilación de la información telefónico pueda ser la creación de una base de datos que pueda ser utilizada en cualquier investigación del FBI o de la NSA pues los datos que no se utilizan no son destruidos.

Bajo esta orden, se ha recolectado durante siete años información de los usuarios de esta compañía de manera indiscriminada, sin importar si son sospechosos de algún delito. De acuerdo con la Senadora Dianne Feinstein, del Comité de Inteligencia del Senado, esta orden data de hace siete años y se renueva de manera trimestral y todos los miembros del Senado están informados de su existencia. Además, lo justifica al remarcar que los ciudadanos quieren seguridad en casa. Sin embargo, dentro del mismo Comité existen opositores. El Senador Ron Wyden ha intentado hacer enmiendas al Acta de Vigilancia de Inteligencia para que se obligara al gobierno a revelar el número de ciudadanos afectados por este tipo de vigilancia telefónica. Esta enmienda falló el año pasado por lo que fue renovada sin cambios. Otro miembro del Comité de Inteligencia, el Senador Mark Udall resalta que esta invasión de privacidad por parte del gobierno a gran escala debería de ser de gran preocupación para todos los estadounidenses.

Posteriormente, se ha un programa de la Agencia de Seguridad Nacional llamado PRISM mediante el cual esta agencia, junto con el FBI, tiene acceso a los servidores centrales de nueve compañías estadounidenses de internet para extraer audio, video, fotos, e-mails, documentos e información de conexión que permiten rastrear los contactos y movimientos de los usuarios a través del tiempo. Lo más controversial es que la ASN, principalmente dedicada a recabar inteligencia extranjera, se adentre en compañías estadounidenses para recopilar información de sus propios ciudadanos. Las nueve compañías incluidas en este programa son Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, YouTube y Apple y pronto se espera añadir a Dropbox. Twitter es la compañía que más ha luchado para proteger la privacidad de sus usuarios y no ha podido ser incluido en esta lista todavía. Compañías como Apple y Google también han luchado e incluso niegan que participen de manera activa e informada en el programa PRISM, sino que sólo dan información al gobierno cuando se presenta una orden.

La revelación de esta orden ha puesto aún mayor presión sobre el gobierno de Obama, pues también se descubrió que el Departamento de Justicia ha obtenido información de llamadas hechas por reporteros de la agencia Associated Press.  Por esto, el Departamento de Justicia ha encabezado un esfuerzo multiagencial para desclasificar algunos aspectos de este programa para sacar información al público y combatir el escepticismo.

 

Protestas en Turquía

La semana pasada iniciaron protestas en la Plaza Taksim por la destrucción del Parque Gezi en el centro de Estambul para la construcción de un centro comercial. Al inicio, estas protestas consistían en ocupaciones pacíficas del parque en tiendas de campaña, en las que había bailes y cantos. Pero el 31 de mayo, la policía organizó una redada en la que se atacó a los ocupantes del parque con agua, gas lacrimógeno y se prendió fuego a sus campamentos. Al enterarse por los medios, miles de ciudadanos escandalizados llegaron a la plaza Taksim para manifestarse. Fueron enfrentados por policía armada con cañones de agua. Hubo cientos de arrestos y lesionados. Esto generó protestas en otras zonas de Turquía, como Ankara. Para el 3 de junio, en casi todas las provincias había manifestaciones.

De acuerdo con los planes del gobierno, en el espacio del Parque Gezi, se construiría una réplica de Topcu Kislasi, barracas militares de la era Otomana. Sin embargo, aún no estaba definido si se utilizarían como centro comercial o como centro cultural. Además, el Primer Ministro Recep Tayyip Erdogan recalcó que durante los últimos 10 años se han plantado muchos árboles en Taksim y que el proyecto para esta zona incluye historia, ambiente y cultura de manera integral para mejorar Estambul.  Pero algunas de las críticas al Primer Ministro van contra la manera autocrática en que busca rediseñar Estambul .

Tras la acción represiva del gobierno, las protestas se transformaron de ambientalistas a políticas en contra de la brutalidad mostrada por el Primer Ministro. Ya han muerto tres manifestantes y según algunas fuentes, más de 4000 personas han resultado heridas. El Primer Ministro Erdogan ofreció en Túnez, durante su gira por el Norte de África, una disculpa por la respuesta dela policía en el parque el pasado martes.

La difusión nacional e internacional a través de redes sociales ha cobrado especial importancia pues los medios turcos no han transmitido las protestas ni la represión. Pero el gobierno ha criticado el uso de redes sociales, en especial Twitter, por ser responsables de un aumento de violencia tanto en Estambul como en otras ciudades. Esto ha llevado a arrestos de quienes el gobierno considera organizaciones radicales que se han encargado de llevar las protestas fuera de Estambul  y a una organización de izquierda acusada de un ataque terrorista en la Embajada de Estados Unidos en Ankara en febrero.

Las respuestas internacionales también han generado tensiones en Turquía. Stefan Füle de la Enlargement Commission de la Unión Europea, criticó la respuesta del gobierno turco ante las protestas pues implica un retroceso en el compromiso con los valores de libertad y valores fundamentales, necesarios para ser considerado para unirse a la UE. Además, pidió una investigación rápida y transparente para determinar a los responsables. Como respuesta, Erdogan acusó a la Unión Europea de tener una doble moral, pues las policías europeas y estadounidense utilizan métodos similares.

Otras Noticias:

  • Vladimir Putin se separa de su esposa
  • Premio Nobel Aung San Suu Kyi anuncia su deseo de ser presidente de Myanmar
  • Corea del Norte y Corea del Sur se acercan para negociar por primera vez en años
  • La ONU pide más ayuda para las víctimas de la guerra en Siria

Leave a Reply


+ uno = 10